El alquiler de una autocaravana entre particulares y a través de plataformas on-line

En ocasiones recibimos preguntas de clientes sobre la diferencia de precio entre alquilar a particulares y alquilar a empresas profesionales de alquiler como OrsonRent. Por ello presentamos aquí un breve análisis sobre las implicaciones del alquiler de autocaravanas entre particulares y los problemas que pueden generar tanto al arrendador como al arrendatario.

Estado del vehículo

Para poder disfrutar de unas vacaciones inolvidables, positivamente hablando, necesita primero una autocaravana en buen estado, limpia y bien asegurada. Las empresas de alquiler tienen una flota de vehículos con uno o dos años de antigüedad y siguen un mantenimiento riguroso y metódico. Y por supuesto, ¡cuentan con los seguros necesarios!

Por el contrario, el estado mecánico de una autocaravana de un particular dependerá de cada caso, de su propietario y de sus posibilidades económicas del momento. Normalmente esos vehículos suelen superar con creces los 2 años de antigüedad y el estado higiénico en el momento de la entrega es altamente inseguro. Además, los particulares sólo tienen un vehículo y su posibilidad de sustitución en caso de avería es nula. Enseguida entraremos en el tema de los seguros.

Implicaciones legales:

Todos los vehículos disponen de una ficha técnica que incluye las características del vehículo y el uso al que ese vehículo va a estar destinado. Existen dos opciones, un vehículo puede destinarse a:

  • Servicio particular: el vehículo se adscribe a una actividad privada de su titular, o
  • Servicio de alquiler sin conductor: vehículo destinado a ser arrendado sin conductor.

Un vehículo particular está destinado únicamente a uso particular y no puede ejercer actividades que no vayan destinadas únicas y exclusivamente a una actividad privada de su titular, con lo cual ese vehículo no puede alquilarse de manera legal.

¿Qué pasa con el seguro? Un vehículo que en su documentación consta que está destinado al uso particular jamás podrá asegurarse como vehículo de alquiler, esto sería una actividad ilegal.

En el caso de que se produzca un accidente de un vehículo asegurado como particular y la aseguradora se entere que se ha destinado al alquiler, dará de baja automáticamente esa póliza. Si existe un siniestro, la aseguradora correrá con los gastos de terceros, pero dicho gasto se le repercutirá directamente al tomador del seguro, el propietario del vehículo.

Por otra parte, una autocaravana es un vehículo y una vivienda a la vez. Mientras que el vehículo circula el seguro de “circulación” cubre los accidentes que pudieran ocasionarse. Pero las empresas de alquiler además disponen de un seguro de responsabilidad civil que cubre incidencias cuando el vehículo está parado, en uso de vivienda. Por ejemplo, si el vehículo se encuentra estacionado y se incendia causando daños a otros vehículos y/o a la vía pública, el seguro de “circulación” no cubriría esos daños y el propietario respondería con su propio patrimonio.

Implicaciones fiscales:

Si un propietario alquila su autocaravana de forma regular, éste ejerce una actividad económica y debería estar dado de alta en el régimen de autónomos. Debería declarar el IVA y presentar trimestralmente las declaraciones de IRPF. Si lo hace una sociedad, ésta tributa por el impuesto de sociedades.

Evidentemente si usted alquila una autocaravana a un particular puede contribuir en una actividad ilegal  (en tanto que pocos particulares cumplen con tales obligaciones fiscales) y a aumentar un mercado negro que pone en peligro puestos de trabajo en empresas que sí contribuyen debidamente y responden.

¿Y qué pasa si con el alquiler a través de plataformas e intermediarios?

Las plataformas (on-line) e intermediarios cobran un porcentaje por la intermediación (poner en contacto el cliente con el vendedor) sin tener responsabilidad legal (ni moral) sobre el resto del proceso del alquiler o los problemas que se pueden generar. En caso de problemas, los intermediarios ya han cobrado y están exentos de cualquiera responsabilidad.

Si se fija antes de alquilar un vehículo a través de una plataforma on-line, encontrará que en general los contratos y condiciones generales contienen frases como:

  • “el propietario por cuenta propia  es responsable, de acuerdo a la normativa”.
  • ¨X (intermediario) sólo es responsable del pago de impuestos por el importe correspondiente a la remuneración de sus servicios”.

Además, en las plataformas la edad de los vehículos se multiplica e incluso encontrará vehículos de más de 25 años.

Es importante aclarar que el hecho que Usted contrate una empresa intermediaria para alquilar un vehículo de un particular no convierte el proceso de alquiler en un alquiler a un profesional ni las garantías son las mismas que contratando a una empresa dedicada al alquiler de sus propios vehículos. Usted sigue alquilando de un particular.

Evidentemente si alquila una autocaravana de una empresa profesional como OrsonRent a través de una plataforma o intermediario puede confiar que alquila de un profesional. Es decir, si usa una plataforma intermediaria, averigüe bien si el vehículo que finalmente alquilará es de un particular o de una empresa profesional, pues también hay empresas profesionales que comercializan sus vehículos a través de plataformas on-line especializadas en el alquiler.

Conclusión:

Es evidente que OrsonRent SL, como empresa profesional de alquiler de autocaravanas, con una flota moderna, tributando, empleando y respondiendo legalmente desaconseja alquilar un vehículo a un particular aunque sea a través de una plataforma on-line.

Es lógico que los particulares por su carencia de infraestructura, servicios y su habitual falta de tributación puedan ofrecer un producto más barato que muchas empresas profesionales pero todo tiene su coste. Si el hecho moral de contribuir a un mercado negro y poner en peligro el empleo de los trabajadores del sector no le echa atrás, quizás los riesgos que corre lo hagan. Y los riesgos son considerables. Algunos ejemplos:

  • Llegado el momento de alquiler el vehículo reservado no está disponible o el vehículo no está en un estado técnico/higiénico adecuado para disfrutar de sus vacaciones
  • El vehículo no tiene la documentación necesaria (seguro, ITV).
  • El arrendatario (y el arrendador) está en una situación legal insegura y un proceso legal por cualquier motivo sería difícil y seguramente muy largo.
  • En caso de avería, accidente o daños a terceros, que el seguro del particular no responda.
  • En ausencia de un seguro adecuado, los medios del arrendador para hacer frente a cualquier litigio o coste (reparación y repatriación de los arrendatarios) son limitados.
  • Las plataformas están exentas de cualquier responsabilidad y no tienen los medios legales para ayudarle aunque hubiera buena voluntad.

Esperamos que estos puntos le sean útiles en su decisión de qué tipo de colectivo elegir a la hora de poner en sus manos sus tan valiosas vacaciones y si realmente no vale la pena correr tantos riegos por un poco más.

Usted elige…

En OrsonRent seguimos a su disposición, ahora con una mayor flota gracias a la confianza mostrada por nuestros clientes.

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.